Splash Image
Regístrate a la lista de correos de Isidro.
No te pierdas ninguno de sus mensajes.

Mi plan para acabar con la corrupción

No es algo cultural. Es un tema de control.

por Isidro Lopez

Es muy fácil decir que la corrupción se va a terminar. Pero nunca dicen el cómo. A ver. Para mí es muy simple. Se trata de tener sistemas de control. La semana pasada publiqué esto:

No es por la cultura, como dice Peña Nieto. Como digo ahí en mi tweet se trata de tener mejores instituciones. Aquí te lo explico:

Quiero que sea por ley que todos los gobiernos municipales, estatales y federales tengan sistemas de inventarios y sistemas de control de costos, como en las empresas. Tenemos que aprovechar que en esta época, la tecnología nos facilita muchas cosas. ¡Hay que incorporarla a los gobiernos lo más rápido posible.

Aquí va un ejemplo: sin una pluma cuesta $5 pesos, y de repente la empiezan a comprar en $20, el mismo sistema detecta la anomalía y salta un foco rojo para que llame la atención y detecte un acto de corrupción.

Cuando yo era alcalde de Saltillo, renovar todo el sistema de alumbrado nos costó $250 millones de pesos. Y en Torreón, el mismo número de luminarias les costó 12 veces más, es decir 3 mil millones de pesos. Eso es mucho dinero. Si 250 millones es mucho dinero, imagínense eso 12 veces más por lo mismo. ¿Y quién les dijo algo? Nadie. Eso es lo que hay que evitar.

Sí se puede. Ésta es la manera más fácil de acabar con la corrupción. En las empresas ya lo están haciendo. Y yo me voy a encargar de que se haga en los gobiernos.